Aprender a vivir: El darse cuenta

Aprender a vivir: El darse cuenta

La gran transformación del darse cuenta

Todos tenemos una capacidad inherente en nosotros: la atención (plena). No somos a penas conscientes de ella, y sin embargo es un movimiento que nos permite transformarnos a cada instante en nuestra vida.

Atendernos a nosotros mismos es maravillosamente revelador. Atender nuestros pensamientos, nuestras sensaciones más profundas, nuestras emociones y sentimientos, nuestras palabras y acciones, nos convierte en seres humanos conscientes, compasivos, comprensivos y completos.

Cuando nos atendemos completamente empezamos a darnos cuenta de lo importante. Nos damos cuenta de nuestra manera caótica de pensar; nos damos cuenta de nuestras creencias más absurdas y limitantes; nos damos cuenta de nuestras incoherencias (pensar, sentir y hacer sin coherencia); nos damos cuenta de nuestra limitada percepción del mundo y de nosotros mismos; nos damos cuenta de nuestra falta de atención hacia lo que sentimos; nos damos cuenta de lo abandonados que nos teníamos; nos damos cuenta de todo lo que no somos y de lo que sí que somos; nos damos cuenta de la vida y de lo dormidos que estábamos. Nos damos cuenta del verdadero origen del sufrimiento y nos damos cuenta de que podemos liberarnos de él.

Todos estos darse cuenta nos saca del hipnotismo y despertamos a lo que Es. Nos damos cuenta de nosotros mismos y descubrimos todos nuestros potenciales.

No apreciamos el verdadero poder de esa capacidad de la atención plena y lo que conlleva con sus darse cuenta. Pero ahora podemos decidir utilizar nuestra atención plena, podemos decidir atendernos para que el flujo del darse cuenta tenga lugar y pueda darse la transformación.

Si, cada darse cuenta conlleva una transformación, sobre todo de percepción y eso es todo lo que necesitamos.

Desde hoy decide atenderte a ti mismo, decide parar a observar, decide conocerte, decide Ser y disfruta del darse cuenta.

Con amor;

Rebeca BenLuz

 

Comparte en:Share on Facebook
Facebook
30Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *