Creencias, realidad, libertad y presente

Creencias, realidad, libertad y presente

Todo ser humano cuenta con un sistema de creencias que está basado en nuestras experiencias pasadas. Este sistema de creencias funciona en nuestro presente, reviviendo lo mismo una y otra vez desde un miedo a que en un futuro nos pase lo mismo que en nuestro pasado.

Con las gafas de nuestro sistema de creencias vemos un mundo bastante limitado e ilusorio, pues no vemos la realidad tal cual es, sino tal y como nuestras creencias mandan. Esta es una visión bastante limitada, basada en el tiempo donde una mente divaga entre el pasado y el futuro. En su línea del tiempo el presente está ausente. ¿Y qué es una vida sin presente? Me atrevo a decir que nada. Nada de nada.

Creemos que somos libres, pero no lo somos. Estar preocupados por el pasado o por el futuro no es libertad. Estar condicionados por lo que nuestros sentidos parecen mostrarnos, tampoco es libertad. No te engañes; tus sentidos pasan un filtro, el de tu mente, y no va a llegarte nada que no hayas aprendido y guardado en tu viejo sistema de creencias.

El sufrimiento viene de la mente, de su sistema de creencias y de la falta de realidad que experimentas. Cuando no experimentamos la realidad de manera más directa, sin tanto filtro, es natural sufrir. ¿Por qué? Porque sin la experiencia directa sólo piensas la vida, no la vives ni la sientes. La experiencia directa sólo se da en el aquí y ahora, en el único momento que tenemos: el momento presente.
Sin embargo, hemos estado tan metidos en nuestra narrativa “demente” (de-mente, de la mente), que nos cuesta un triunfo parar en el presente, nos parece “difícil”, y con ello no sabemos sentir.

Es chocante que las personas necesitemos aprender a estar en el momento presente. Es increíble que estemos tan desconectados que no sepamos cómo sentir. Y tiene sentido, porque sólo podemos sentir en este instante, y si nuestra atención está a las ilusiones de la mente del pasado y el futuro, poco sentimos, por no decir nada.
Así pasamos el día, los días, las semanas, los meses y los años…pensando…pensando…pensando…sin ver la realidad, sin experimentar directamente las cosas, sin llegar a nuestra identidad real que sólo la encontramos en el momento presente, libre de filtros, libre de pensamiento.

¿Quieres ver la realidad? Pues empieza a observar dónde estás ¿en el ahora, en el pasado, en el futuro, en tu cháchara mental…? ¿Dónde estás? ¿Estás en lo que sientes y experimentas o estás en lo que piensas?

Como siempre, todo es una decisión de preguntártelo y pararte a responderte.

 

Encuéntrame en:

Facebook Twitter Instagram YouTube

 

Comparte en:Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *